Elegir entre dos opciones que son realmente buenas para ti nunca ha sido un tema fácil. Aún así, es algo que sucede con frecuencia.

Elegir entre un trabajo u otro; entre salir con tu novia o con tus amigos; entre hacer una carrera profesional u otra; irse a vivir a un país o quedarse; casarse o quedarse soltero; seguir con el matrimonio o divorciarse. Estas alternativas nos llenan la cabeza de valoraciones a favor y en contra, pero no siempre terminamos convencidos.

No se trata de medir cuál opción es mejor para ti, los número, en este caso, no tienen la respuesta. Cuando te enfrentas a dilemas como estos, son tus valores intrínsecos y tus principios los que te van a ayudar a tomar la mejor decisión.

Para adentrarte más en este tema y poder encontrar unos lineamientos en cuanto a tomar decisiones difíciles se refiere, te recomendamos darle un vistazo al siguiente video de una charla realizada por Ruth Chang: