Steve Jobs, reconocido por la historia como uno de los personajes icónicos en la historia de Apple y Pixar, fue además catalogado como uno de los mejores  conferencistas y presentadores del planeta.

Aunque sus actuaciones pareciesen sencillas y fáciles, había un método y preparación en cada una de ellas, inclusive hay mitos alrededor del asunto donde se cuenta que podía encerrarse hasta 15 días con su equipo preparando la presentación para promocionar un nuevo producto. ¿Qué tanto impacto tuvo? Solo mira los números en ventas desde que retomó el liderazgo en la empresa de la manzana mordida.

Jobs solía usar varias técnicas para dejar sin palabras a su público. Estas son algunas de ellas:

  1. Establece el tema
  2. Haz tu tema claro y consistente
  3. Crea un encabezado que establezca la dirección de tu presentación
  4. Proporciona el contorno o contexto que se tratará
  5. Abre y cierra cada sección con una transición clara
  6. Haz la presentación fácil para que tu audiencia siga tu historia
  7. Demuestra entusiasmo (si no te apasiona a ti, no nos apasionará a nosotros)
  8. Vende una experiencia
  9. Si vas a dar números y estadísticas hazlo significativo
  10. La analogías ayudan a conectar los puntos con tu audiencia
  11. Haz presentaciones visuales y simples
  12. Trata tu presentación como un show
  13. Identifica el momento más memorable de tu presentación
  14. Ensaya mucho antes de pasar a la acción. Invierte tiempo ensayando
  15. Al finalizar, dale un bonus extra a tu audiencia
  16. Tu presentación debe tener una gran apertura y un gran cierre o conclusión

Como bonus adicional, aquí te dejo el vídeo que profundiza en el tema: