En el momento de expresar una idea o un proyecto, generalmente nos enfocamos en el qué o en el para qué del mismo, claramente puntos necesarios para la comprensión de un concepto, sin embargo dejamos de lado la esencia, el porqué de lo qué estamos proponiendo.

Simón Sinek nos cuenta como los líderes y las empresas que generan conexiones duraderas lo hacen al centrar su mensaje, acciones y estrategias desde el porqué, desde la motivación, la pasión, lo que origina su propuesta de valor y promesa de marca.

Conectar desde la emoción, desde los ideales, siempre será una fórmula adecuada para generar empatía con el otro, para crear un vínculo desde los sentidos que despierta el interés a escuchar y estar atento. Ya, cuando esto se ha dado, profundizar en el qué y el cómo de las propuestas cobrará mayor relevancia porque habrán mentes abiertas que en algún punto se sintieron identificadas por ese propósito.

Te invitamos a ver esta charla TED de tal vez uno de los mejores oradores del mundo, Simon Sinek, quien explica en pocos minutos su modelo del círculo de oro del cómo los grandes líderes inspiran a la acción desde su propósito: